El polémico Jesús Adrián Romero dará concierto en San Diego

JAR 1

Por P. J. SÁINZ

Jesús Adrián Romero es uno de los Luis Migueles de la música cristiana en español.

O lo amas coreando sus alabanzas levantando las manos al cielo, o lo detestas, llegando a tacharlo  de engreído y hasta de hereje.

Sea cual sea la postura de un cristiano latino en particular, la realidad es que Jesús Adrián Romero (o JAR, como es conocido por sus iniciales) es, junto al también cantautor Marcos Witt, uno de los cantantes cristianos (salmistas, como les llaman algunos) más conocidos entre los cristianos evangélicos latinos.

Las alabanzas compuestas por Romero se pueden escuchar en muchas de las iglesias evangélicas latinas de San Diego y Tijuana en un domingo cualquiera por la mañana.

El sábado 1 de diciembre, los cristianos latinos que gustan de la música de JAR podrán adorar a Jesucristo en vivo cuando Romero se presente a las 8:30 p.m. en Copley Symphony Hall, en el centro de San Diego.

Una de las críticas al cantante sonorense es que, como cristiano, debe ser sencillo y usar su ministerio para bendecir a otros, sin cobrar por cantar sus alabanzas a Dios.

En cambio, desde el recinto donde se presentará hasta los exuberantes precios de entrada para una familia cristiana latina promedio (los boletos cuestan entre $58 a $158 en Ticketmaster), todo pareciera que se tratará de un espectacular concierto de un artista secular, digamos un Juanes o un Ricky Martin.

JAR 2

Para mí, un periodista que también es cristiano evangélico que en el pasado entrevisté a una diversidad de artistas latinos, la actitud de Romero no me deja de recordar a Luis Miguel, por eso la referencia al gran divo de la música latina en la entrada a esta columna.

Por eso no me sorprendió que, a pesar de haber solicitado una entrevista con Romero casi dos meses antes del concierto en San Diego, sus representantes me respondieron con un mensaje genérico dejándome saber que debido a su apretada gira por Estados Unidos, no podría darme la entrevista.

En lo personal, disfruto escuchando dos que tres alabanzas del cantautor originario de Hermosillo, especialmente los duetos con la chihuahuense Marcela Gandara (“Tú estás aquí” y “Dame tus ojos”), el español Marcos Vidal (“Jesús”) y el colombiano Alex Campos (“Razones pa’ vivir”).

Pero nunca iría a ninguno de sus conciertos ni a ningún concierto cristiano donde tenga que pagar para entrar a ver a un cantante o un grupo cristiano.

Para alabar a Jesucristo no necesito ir a un estadio o a una arena, ni pagar tantos dólares por lo que hago todos los domingos sin ningún costo en mi iglesia o a diario en mi casa.

JAR 3

Aún así, quise hacer un sondeo entre mis amistades en Facebook sobre su opinión de Romero.

Entre mis amigos de Facebook tengo de todas las denominaciones cristianas, desde bautistas hasta reformados, desde pentecostales hasta luteranos.

Más los comentarios que hicieron a mi pregunta algunos de ellos fueron de crítica hacía JAR.

“Estos salmistas ya perdieron el rumbo”, escribió Francisco Ramírez, un cristiano de Mexicali.  “Los organizadores muchas veces no son cristianos y hacen estos conciertos como si fueran artistas mundanos. Venta de boletos caros, camisetas, discos o cassettes, etc. Se han enriquecido a costillas de un pueblo débil de carácter espiritual”.

Lupita Sotelo, una cristiana de Chula Vista, estuvo de acuerdo con Ramírez en que los conciertos cristianos de hoy se enfocan mucho en la venta de boletos.

“El enfoque no es Dios ni cuántas almas pudieron ser ministradas sino cuántos boletos se vendieron y cuánto dinero se produjo de la venta de souvenirs”, dijo Sotelo. “Triste realidad”.

Arturo Vazquez, pastor de Iglesia Cristiana Palabra Verdadera, en Tijuana, indicó que en los conciertos cristianos es posible que haya “buena música, quizá se pone muy bueno el ambiente, pero pobre en teología, lejos de adorar al Señor”.

Esa pobreza teológica de la que habla Vazquez se refiere a varios comentarios que Romero ha hecho en el pasado donde se le ha acusado de ser ecuménico, una filosofía que promueve la unión de todas las religiones, a pesar de las contradicciones. En especial, a Romero se le acusa de promover doctrinas católicas que están en contra de lo que cree la mayoría de los cristianos evangélicos.

JAR 4

Fotos cortesía

Independientemente de lo que se diga de Romero, lo más seguro es que el Copley Symphony Hall va a estar lleno de cristianos alabando a Dios junto al cantante sonorense.

Al final, en mi opinión, algunos cristianos alabamos a Dios cantando acompañados de un piano, otros de guitarras acústicas, otros a capella, aún otros lo hacemos en un concierto con guitarra eléctrica, bajo y batería sobre un escenario lleno de luces y humo.

Y todas esas formas está bien, mientras el enfoque sea adorar al verdadero Dios, Jesucristo, algo que, me consta, Jesús Adrián Romero hace, por lo menos, en muchas de sus canciones.

Jesús Adrián Romero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s