sam-brand-712356-unsplash

Por P. J. SÁINZ

Antes de recibir a Cristo como su Señor y Salvador, la maestra de educación especial Irma Beltrán solía celebrar el Día de los Muertos con un altar en su salón de clases en San Ysidro.

Ella les enseñaba a sus alumnos todas las tradiciones de la festividad mexicana: desde las calaveras de azúcar hasta las calaveritas (poemas cortos y divertidos).

“Solía conmemorar el Día de los Muertos todos los años. Quería que mis alumnos aprendieran ese lado de la cultura mexicana”, dijo Beltrán. “Solía creer que rezarle a los familiares muertos era bueno. Quería que me bendijeran, porque pensaba que estaban más cerca de Dios”.

Beltrán dejó de celebrar el Día de los Muertos en cuanto recibió a Jesucristo como su Salvador hace ocho años.

rawpixel-1048261-unsplashPor Chick Publications

En serio, las decoraciones de Halloween están por todas partes. ¿Hay aún un almacén que no tenga algún tipo de decoración de Halloween para la venta? Están las calabazas sonrientes, lápidas con calaveras talladas, arañas gigantes y trajes fantasmagóricos para todas las edades.

Pero ha habido un cambio reciente con más “oscuridad” en los diseños. Usted puede incluso comprar una figura robótica de tamaño completo de una bruja que “lanza conjuros” sobre los niños que llegan a su puerta.